El 29 de enero de 2019 entró en vigor en RREM, para cuya aplicación es requisito indispensable la existencia de lo que se conoce como “elemento transfronterizo”. Concepto que no se define en el reglamento, pero que la doctrina mayoritaria entiende que existe cuando se trata de una situación en la que se da un elemento de extranjería.