Vacaciones

Buena palabra; suena bien. Más que sonar, resuena. Resuena como un eco no sé si en el cerebro, en el estómago o en el corazón, pero, en todo caso, en lo íntimo de cada uno. ¡Y qué distinto va siendo este eco a lo largo del tiempo! Recuerdo con nitidez algunos...