El Tribunal Supremo estima el recurso de casación interpuesto contra una sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, por entender que el envío de una sola imagen íntima sin consentimiento ostenta la suficiente gravedad para la comisión del delito de sexting.

Delito de sexting

En el caso enjuiciado, el acusado remitió por WhatsApp una fotografía íntima de su compañero sentimental a un amigo de la víctima, con el propósito de denigrar su intimidad.

La fotografía, en la que se mostraba al compañero sentimental recostado con el torso desnudo y un pene erecto junto a su cara, fue tomada con el consentimiento de este, teniendo el acusado dicha foto en su poder por habérsela remitido previamente la propia víctima al acusado, si bien dicho envío tenía carácter exclusivo para su entonces pareja sentimental.

Por estos hechos, el Juzgado de lo Penal condenó al acusado por el delito de descubrimiento y revelación de secretos del artículo 197.7 del Código Penal a la pena de 10 meses de multa.

Sin embargo, dicha resolución fue revocada por la Audiencia Provincial de Barcelona, al entender que la remisión de una sola imagen no reviste la suficiente gravedad para producirse la vulneración del derecho a la intimidad de una persona y que además, no se podría descartar el error o el descuido al enviarlo.

El Ministerio Fiscal, no estando conforme con la resolución de la Audiencia Provincial por entender que se opone a la doctrina jurisprudencial, interpuso recurso de casación frente al Tribunal Supremo que efectivamente, entendió que en este caso concurren todos los requisitos del artículo 197.7 del Código Penal, pues:

1) El acusado obtuvo tal imagen, de claro contenido íntimo, procedente de su pareja sentimental, que se la había remitido al acusado con objeto de su exclusiva contemplación y no de terceros.

2) El acusado, “con el propósito de denigrar la intimidad de su pareja, y sin su consentimiento«, remitió vía WhatsApp a un amigo de la propia víctima la citada fotografía.

No existiendo la exigencia del envío de dos o más imágenes para la aplicación del tipo delictivo, el Tribunal Supremo anula la sentencia de la Audiencia Provincial y restablece la del Juzgado de lo Penal, por el que se condena al acusado por un delito de descubrimiento y revelación de secretos del artículo 197.7 del Código Penal a la pena de 10 meses de multa.

Renée Kreis, Abogada