La cuarentena obligatoria impuesta por las autoridades públicas para mitigar la emergencia sanitaria por el COVID-19 ha pasado factura a las parejas. Para muchos matrimonios, el confinamiento forzoso tan solo ha agravado una crisis anterior a la pandemia; para muchas otras parejas, el tiempo de convivencia prolongado ha traído problemas que pueden desembocar en un divorcio o en una separación.

El confinamiento forzoso ha aumentado las consultas sobre divorcios. Aunque, por ahora, no son más que consultas, ya que los juzgados están cerrados”, ha explicado nuestra socia directora, Ana Clara Belío, en el programa Hoy por Hoy de la Cadena Ser.

Asimismo, Ana Clara ha recordado que recientemente “se ha aprobado el RDL 16/2020, para tramitar todas las revisiones de las medidas definitivas para pensiones de alimentos, pensiones compensatorias y otras cargas del matrimonio”. 

Aunque muchas parejas están alcanzado acuerdos, nuestra socia directora ha recordado que aún hay que esperar a la reapertura de los juzgados para solventar muchos de los conflictos que han podido aflorar durante la cuarentena. Será entonces, como ha explicado Ana Clara, cuando se comprobarán “las demandas que realmente se presentan” y si la conflictividad colapsa unos juzgados que antes de la pandemia ya lo estaban.

Escucha la entrevista completa (a partir de 1 hora 08 minutos aproximadamente)