Especialización con una jurisdicción específica, formación en perspectiva de género y actualización normativa. Tres grandes ejes, tres grandes soluciones para intentar paliar la falta de medios que sufre el Derecho de Familia y las diferencias entre unas regiones y otras, con una pronunciada desigualdad en la asignación de recursos que merma la agilidad con la que se da respuesta a los procesos de familia.