El acoso escolar se ha convertido, en los últimos años, en una cuestión de gran preocupación social y que, para muchos menores, ha tenido graves consecuencias. Además, el uso de las nuevas tecnologías y el poder de las redes sociales han recrudecido los episodios de acoso en los colegios, por lo que se trata de un tema de gran relevancia que, evidentemente, ha tenido reflejo en numerosos procedimientos judiciales.

En este artículo, Marta Macho analiza una reciente sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona sobre este asunto.