El Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 9 de Madrid, en su sentencia de 29 de octubre de 2015, ha estimado en su totalidad el recurso contencioso administrativo interpuesto por ABA Abogadas frente a la Consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma de Madrid, por la sanción impuesta a una enfermera de suspensión de empleo y sueldo de dos años, al no contar ésta con carnet de conducir ni vehículo propio con el que desplazarse a los diferentes consultorios que se le habían asignado.

La referida sentencia señala que en ningún momento la enfermera incumplió sus funciones, dado que corresponde a la Administración Sanitaria proporcionar a los funcionarios los medios para desplazarse y cumplir con los avisos domiciliarios. Asimismo, dicha resolución indica que la Administración no puede exigir a sus trabajadores requisitos como estar en posesión del carnet de conducir, al no ser ésta una exigencia para acceder a la diplomatura de enfermería.