La empresa comunicó a la trabajadora la extinción de su contrato por no superación del período de prueba pocos días después de que ésta informara de su estado de gestación. Por ello, presentó demanda ante los juzgados de lo social de Madrid solicitando que dicha extinción fuese considerada despido nulo por entender que la única razón de dicho cese era el embarazo. Asimismo, la trabajadora solicitaba que se condenase a la empresa al abono de una indemnización de daños y perjuicios de 50.000 euros.

Argumentos clave en la desestimación de la demanda

En el acto del juicio, Aba Abogadas, en representación de la empresa demandada, acreditó que las razones del cese eran totalmente ajenas al estado de gestación de la trabajadora. En concreto, demostró que las compañeras de la actora se habían quejado al titular del negocio prácticamente desde el inicio de la relación laboral, de su falta de experiencia y, la trabajadora, por su parte, se había disculpado ante su superior jerárquico incluso por escrito, por su falta de pericia y por los errores que habitualmente cometía. Por ello, tal y como asimismo quedó acreditado, la empresa publicó una oferta de empleo para sustituir a la actora e incluso suscribió un preacuerdo con el que posteriormente seria su sustituto, con anterioridad a conocer el embarazo de la actora.

De este modo, tal y como Aba Abogadas puso de manifiesto en la vista, la única razón por la que la extinción del contrato de la trabajadora se efectuó con posterioridad a que informase a la empresa de su estado fue porque su sustituto debía preavisar a la empresa para la que en ese momento prestaba sus servicios de su baja voluntaria.

El Ministerio Fiscal, que compareció en juicio como es preceptivo por haberse alegado por la actora vulneración de derechos fundamentales, informó en sentido favorable a la empresa por considerar que no había móvil discriminatorio en la extinción del contrato de la trabajadora.

Por todo ello, el juzgado de lo social de Madrid, en sentencia de 29 de enero de 2024, desestima en su integridad la demanda de la trabajadora por considerar totalmente acreditada la justificación del cese de la trabajadora.