La crisis provocada por el virus COVID-19 está dejando cuestiones de muy difícil resolución, como puede ser la vuelta al colegio de los niños con total seguridad para su integridad física. Álvaro Soto explica las consecuencias jurídicas a las que se exponen los padres que decidan no llevar a sus hijos al colegio por miedo a contagio.

Lee el artículo completo en El Derecho