Para determinar si puedes o no vender las acciones o participaciones en una empresa, ya sea en copropiedad con tu pareja o no, dependerá de si estás casado o no y, en caso afirmativo, si lo estás en gananciales o separación de bienes. Este será el parámetro que marcará el margen de maniobra que tiene el titular de las acciones o las participaciones para venderlas con o sin consentimiento de la otra parte de la pareja.